“30 días después, somos bastante optimistas”

Patrick Muyaya
Patrick Muyaya

Las autoridades militares y policiales de la República Democrática del Congo, durante una rueda de prensa celebrada conjuntamente con el Ministro de Comunicación y Medios, portavoz del gobierno, han realizado una valoración inicial de los 30 días de implementación del estado de emergencia en las provincias. de Kivu del Norte e Ituri. Un resultado generalmente satisfactorio y esperanzador.

Durante más de treinta días, las provincias de Kivu del Norte e Ituri han estado bajo un estado de sitio decretado por el presidente Félix Tshisekedi. Para las autoridades, era hora de detenerse y hacer un balance del operativo. Este fue el ejercicio que realizaron este miércoles de manera conjunta funcionarios de las FARDC (Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo), la Policía y el Ministro de Comunicación y Medios, portavoz del gobierno. De la rueda de prensa que organizaron, podemos recordar que los resultados de la implementación del estado de sitio en las dos provincias señaladas son en general satisfactorios, ya que: “durante la estadía del equipo de gobierno en Goma, registramos un centenar de entregas de la milicianos. El Primer Ministro recibió a un grupo de milicianos que habían venido a decirle su disponibilidad, a decirle que habían depuesto las armas ”, según Patrick Muyaya, vocero del gobierno.

Patrick Muyaya va más allá en los resultados obtenidos gracias al estado de sitio y explica la continuación de las masacres que aún se observan, a pesar de todo, en las provincias afectadas. “Con la potencia de fuego de las FARDC desde la proclamación del estado de sitio, los grupos rebeldes han sido derrotados. Ahora están involucrados en actos terroristas. Razón por la cual deploramos, la semana pasada, la masacre de cincuenta de nuestros compatriotas por parte de las ADF. Porque ya no se encuentran en los lugares donde estaban al inicio de las operaciones, se encuentran dispersos entre la población y para su propósito atacarán a ciudadanos pacíficos ”.

Para el portavoz del gobierno, “se trata de una fuerte presión de las FARDC que se está ejerciendo actualmente para neutralizar a los grupos armados locales y extranjeros”. Y esta presión “se hace con el objetivo de ponerlos fuera de peligro”. Armado con todos estos elementos, el vocero del gobierno podría decir: “30 días después, somos bastante optimistas sobre la consecución del objetivo deseado”.
Los ponentes no dejaron de lanzar un llamamiento solemne a la población a la que invitaron a colaborar con el ejército denunciando sistemáticamente a todos los sospechosos y cómplices. El gobierno, por su parte, participa activamente en la reintegración social de los excombatientes.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: