Beneficios de las cápsulas de CBD naturales

El CBD, o cannabidiol, es un compuesto natural que se encuentra en la planta de cannabis sativa. Existen cientos de estos compuestos naturales, que se denominan cannabinoides, porque interactúan con los receptores del cuerpo humano involucrados en una variedad de funciones como el apetito, la ansiedad, la sensación de dolor o la depresión. El CBD es quizás el más conocido, ya que, a diferencia del tetrahidrocannabinol (THC), no tiene propiedades psicoactivas, por lo que no es responsable del efecto psicotrópico que se obtiene al consumir cannabis. Más bien, tiene una amplia variedad de beneficios para la salud, como han demostrado diferentes investigaciones científicas realizadas en diferentes partes del mundo.

Aunque el aceite de CBD es la presentación más popular del CBD, las cápsulas de CBD naturales ofrecen una manera fácil y eficaz de obtener todos los beneficios de este compuesto de la planta cannabis sativa. Este suplemento alimenticio es similar a otros suplementos y medicamentos para la salud que tomamos a diario. Contiene extracto de CBD de espectro completo (mezcla de cannabinoides, terpenos, flavonoides, oligoelementos e incluso vitaminas), contenido en una cápsula de gel en forma ovalada, que atraviesa fácilmente el sistema digestivo y es absorbido directamente por el organismo ejerciendo su poder en el cuerpo humano.

Las cápsulas de CBD funcionan como cualquier otro producto de CBD, pero simplifica la dosificación. Cada cápsula contiene una cantidad predeterminada de cannabidiol, según la concentración de la cápsula, por lo que el consumidor conoce la concentración exacta de su dosis. Hoy en día, existen varias concentraciones, que van del 4 al 20%, para que los consumidores puedan encontrar la potencia que mejor se adapte a sus necesidades. Además, pueden tomarse fácilmente en cualquier momento y lugar, siempre de una forma discreta, algo fundamental para aquellas personas que tienen dificultades para dosificar el CBD a lo largo del día.

Beneficios-Capsulas-CBD
Imagen de Pixabay

Otra de las ventajas de las cápsulas de CBD es que son inodoras, ya que, la cápsula de gel, donde está contenido el extracto de CBD, neutraliza su sabor. De esta forma, los consumidores no tienen que preocuparse por el sabor terroso del CBD, algo que es desagradable para algunas personas. Todo ello con un efecto duradero. La liberación lenta de las cápsulas de CBD en el cuerpo a través del torrente sanguíneo, interactuando con los receptores cannabinoides presentes en el sistema nervioso central, el sistema gastrointestinal y el sistema inmunitario, permite que los consumidores experimenten los efectos beneficiosos del CBD durante un período de tiempo prolongado.

Usos y beneficios del aceite de semilla de cáñamo

El aceite de semilla de cáñamo posee interesantes propiedades medicinales. Aunque el aceite de CBD es la presentación más frecuente, los consumidores pueden encontrar una amplia variedad de productos de CBD, como cremas, gominolas e incluso líquidos de vapeo. Está ganando impulso en el mundo de la salud y el bienestar, y diversos estudios científicos confirman que presenta muchos beneficios.

Aliviar el estrés y la depresión es uno de los usos más populares del aceite de semilla de cáñamo, ya que sus efectos son similares a los antidepresivos y los medicamentos contra la ansiedad, pero sin sus efectos secundarios. También ayuda a aliviar el dolor, debido a que tiene efectos analgésicos. Por este motivo, el aceite de semilla de cáñamo se utiliza para aliviar el dolor crónico en enfermedades como el cáncer, la artritis reumatoide, la artrosis, la esclerosis múltiple o las neuralgias. Además, también es beneficioso para el sistema cardiovascular, ayudando a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos, y reduciendo la tensión arterial.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: