Cuevas de Sudwala: Guía completa (1/2)

Sudáfrica está llena de asombrosas maravillas naturales, y para los visitantes del norte del país, las cuevas de Sudwala se encuentran entre las más impresionantes.

Tallado en roca precámbrica hace más de 240 millones de años, se cree que el sistema de cuevas de Sudwala es uno de los más antiguos del mundo. Se encuentra a 30 minutos en coche de la ciudad de Nelspruit y se ha ganado la reputación de ser uno de los destinos turísticos más populares de la provincia de Mpumalanga.

Cómo se formaron las cuevas de Sudwala

Las cuevas de Sudwala están talladas en la cresta de los Dolomitas de Malmani, que a su vez forma parte de la famosa escarpa de Drakensberg. La cresta en sí se remonta a la época más temprana de la historia de la Tierra, el período Precámbrico. Las rocas que rodean las cuevas tienen, por tanto, unos 3.000 millones de años, aunque las propias cuevas empezaron a formarse mucho más tarde (hace unos 240 millones de años). Para poner esto en contexto, el sistema de cuevas se remonta a cuando el planeta estaba formado por dos supercontinentes, lo que hace que Sudwala sea más antiguo que África.

cuevas-sudwala-sud-africa-descubrimiento

El sistema de cuevas presenta una topografía kárstica típica, lo que nos da una pista de cómo se formó. Durante cientos de miles de años, el agua de lluvia rica en dióxido de carbono se ha filtrado a través de la roca porosa de Malmani Dolomite Ridge, volviéndose cada vez más ácida a su paso. Disolvió gradualmente el carbonato de calcio en la dolomita, acumulándose a lo largo de grietas y fracturas naturales y ensanchándolas con el tiempo.

Eventualmente, estas debilidades en la roca se convirtieron en cuevas y cavernas, que eventualmente se conectaron entre sí para formar el sistema como lo conocemos hoy. Inicialmente, las cuevas de Sudwala se llenaron de agua, que fluía desde los techos para crear fantásticas formaciones rocosas conocidas como estalactitas, estalagmitas, columnas y pilares.

La historia de la humanidad

Las excavaciones arqueológicas muestran que las cuevas de Sudwala alguna vez fueron habitadas por el hombre prehistórico. Las herramientas de la Edad de Piedra que se exhiben a la entrada de las cuevas datan de alrededor de 2,5 millones a unos miles antes de Cristo.

Más recientemente, las cuevas sirvieron de refugio a un príncipe suazi llamado Somquba. Somquba se vio obligado a huir de Swazilandia en la segunda mitad del siglo XIX, después de un intento fallido de arrebatarle el trono a su hermano Mswati. Sin embargo, el príncipe en el exilio continuó conduciendo a sus hombres a través de la frontera para realizar incursiones y robar ganado; y cuando regresó a Sudáfrica, el botín de estas incursiones se mantuvo en Sudwala. Somquba y sus soldados también utilizaron las cuevas como fortaleza, quizás debido a la abundancia de agua y la facilidad de defensa.

Las cuevas llevan el nombre del principal consejero y capitán de Somquba, Sudwala, que a menudo se dejaba a cargo de la fortaleza. La leyenda local dice que el fantasma de Sudwala todavía ronda el sistema de cuevas en la actualidad. Este no es el único rumor sobre las cuevas. Durante la Segunda Guerra de los Bóers, una gran cantidad de lingotes de oro pertenecientes a la República de Transvaal desaparecieron mientras eran transportados a una ciudad de Mpumalanga por seguridad. Muchos creen que el oro estaba escondido en las cuevas de Sudwala, aunque muchos intentos de encontrar el tesoro han fracasado hasta ahora.

Acabamos de hablar del pasado de estas cuevas de Suwala. Volveremos a lo que podemos ver y hacer hoy en un futuro próximo.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: