De Hwange a Cataratas Victoria

Una vez fuera de Hwange, nos dirigimos hacia el oeste. hacia la frontera. ¡No, no nos vamos del país ya! Pero para llegar a nuestra siguiente parada, el Parque Nacional Kazuma Pan, debemos presentarnos en el puesto fronterizo de Pandamatenga para obtener autorización para tomar la pista que conduce al parque pero que también sirve como frontera con Botswana

Apenas podemos creer lo que ven nuestros ojos cuando llegamos al puesto fronterizo de Bush, que se reduce a una barrera y un edificio. Tenemos la impresión de que nada ha cambiado aquí durante al menos 60 años. Los funcionarios fronterizos nos abren la puerta e insisten en que bajo ninguna circunstancia debemos dejar la carretera antes de llegar al parque nacional.

Los 20 kilómetros que recorremos en esta pista forman parte del momentos mas lindos de nuestra vida. Estamos solos, lejos de todo, en este camino que recorre las estacas que marcan la frontera. Hace un chaparrón y estamos encantados con la luz tan particular de estas condiciones.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: