después de los billetes, ¡aquí el cambio!

Miles de francos CFA
Miles de francos CFA

Este lunes 19 de septiembre en Bercy, el ministro de Finanzas francés preside la reunión de ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales de la zona del Franco, en presencia del ministro de Cooperación Henri de Raincourt. Todo un símbolo: en medio de la crisis de la deuda y la moneda europea, quienes afirman que Françafrique ya no existe no encuentran de qué quejarse en el mantenimiento de uno de sus principales mecanismos institucionales, el control monetario por parte del franco CFA.

La semana pasada, los acontecimientos mediáticos en torno a las «revelaciones» de Robert Bourgi llegaron una vez más para respaldar las sospechas de corrupción de muchos políticos franceses destacados, incluido el actual presidente de la República. Pero la asociación Survie recuerda que la nebulosa criminal de Françafrique no se limita a las transferencias de maletines de billetes, complementadas durante mucho tiempo por sofisticados arreglos en paraísos fiscales.

Esto se basa principalmente en mecanismos institucionales como el mantenimiento del franco CFA, el único sistema monetario colonial que sobrevivió a la descolonización. Los países de la zona del franco no tienen margen de maniobra en materia de política monetaria: desde hace más de 50 años, estas decisiones requieren el acuerdo del ex colonizador.

Estos quince países vasalizados monetariamente están obligados a depositar la mitad de sus reservas de divisas en una cuenta de operaciones en el tesoro público francés, y el gobierno francés todavía tiene la capacidad legal de controlar, a través de su derecho de voto y veto, todas las autoridades del banco central ( BCEAO en África Occidental[2], BEAC en África Central y BCC para las Comoras). Por lo tanto, puede imponer las directrices monetarias generales de estos países, como fue el caso durante el gobierno de Balladur durante la devaluación de 1994, de la cual las economías africanas nunca se han recuperado.

Esta injerencia francesa se justifica por la seguridad que pretende ofrecer a los mercados financieros, una transposición a nivel monetario del dogma de la «estabilidad política» que permite a Francia apoyar a los peores déspotas del continente, al dar a entender que esto sería peor. si no… También se presenta como la garantía de un supuesto “buen gobierno” de estas instituciones monetarias; Sin embargo, esto nunca ha impedido que los dictadores usen el efectivo, y un cable diplomático revelado por Wikileaks (09PARIS608) cita a un funcionario de BEAC según el cual el dinero malversado se canalizó en parte “a los partidos políticos franceses. […] Por ambos lados, pero sobre todo por la derecha, especialmente Chirac e incluido Sarkozy ”.

Si bien la crisis presupuestaria en los estados europeos plantea la cuestión de la soberanía monetaria frente a los mercados financieros, casi nadie se sorprende de que los países de la zona del franco nunca hayan tenido este derecho soberano frente a la antigua potencia colonial: Sin embargo, es urgente que Francia se desvincule del sistema del franco CFA. Por tanto, la asociación Survie pide a quienes se sienten ofendidos por las entregas de maletines de Robert Bourgi no solo que soliciten una investigación sobre estos hechos, sino que exijan un examen real de la política francesa en África, tanto en sus aspectos ocultos como en sus mecanismos institucionales, sin hipocresía ni tabú.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: