Distrito 6: símbolo del apartheid

El Distrito 6 es el distrito de Ciudad del Cabo, al pie de Table Mountain, que formaba el cruce entre el City Bowl (centro de la ciudad) y el puerto de Ciudad del Cabo. Este popular distrito fue escenario de una deportación masiva en 1970 en el apogeo del régimen del Apartheid antes de ser destruido. Queda hoy una tierra de nadie como testimonio. Su trágica desaparición ha convertido a este distrito en uno de los símbolos de la lucha contra el apartheid. Ha inspirado a muchos poetas, músicos e incluso musicales. El Distrito 6 siempre ha estado habitado por personas de color desde la emancipación de los esclavos y es considerado por ellos como la cuna de su pueblo.
El barrio estuvo poblado antes de 1970 por gente pobre de color. Había un ambiente alegre allí y era literalmente el alma de Ciudad del Cabo.

Historia del Distrito 6

distrito-6-ciudad-del-cabo-1966

Fue en 1867 que fue designado como el sexto distrito de Ciudad del Cabo.
Inicialmente estuvo poblada por esclavos liberados a los que se sumaron artesanos y comerciantes. Una población mixta entregó su alma a este distrito donde todos vivían en perfecta armonía: malayos del cabo, musulmanes, negros xhosas, blancos afrikaners e indios componían este mosaico étnico y cultural.

En 1901, la epidemia de peste bubónica será la causa de los primeros desalojos de los primeros desplazamientos forzosos del Distrito Seis. 2000 casas fueron demolidas y reconstruidas.

La población dentro del distrito siguió creciendo y el municipio terminó negándose a llevar agua y electricidad allí. En 1946 la población era de 22.700 y en 1950 alcanzó un máximo de 50.000. Las carreteras empezaron a deteriorarse y poco a poco la animada y acogedora zona se convirtió en un tugurio. En 1940, la Municipalidad decidió demoler las casas en mal estado que empañaban la imagen de la ciudad.

Ley de áreas de grupo

estudiante-demostracion-1955-grupo-areas-actEn 1950, el gobierno del apartheid aprobó una ley infame, la Ley de áreas grupales, que declaró ilegal que personas de diferentes razas vivieran juntas en la misma área. Estas razas se definen de acuerdo con otra ley igualmente discriminatoria: la Ley de Registro de Población. Esta ley estableció que todo habitante del país debe ser clasificado y registrado de acuerdo con sus características raciales.
En cuanto a las zonas, las más favorecidas estaban reservadas para los blancos: centros urbanos, barrios burgueses, urbanizados y abastecidos de agua y luz. Los negros, mestizos y asiáticos tuvieron que vivir en áreas más remotas y, a menudo, se quedaron sin servicios básicos. Esta ley fue abolida en 1991 al final del apartheid.

En 1966, el Distrito Seis fue declarado zona blanca y su destrucción comenzó en 1968. Las tiendas fueron arrasadas, las casas destruidas. El gobierno de entonces quería borrar el Distrito 6. Incluso el nombre desapareció y se convirtió en Zonnebloem. Solo unas pocas iglesias y mezquitas se salvaron para recordarnos sin duda que la gente vivió una vez aquí. De este modo, no menos de 60.000 personas fueron deportadas. Familiares y amigos fueron separados y trasladados a Cape Flats, Mitchells Plain o Khayelitsha a más de 30 km al este de Ciudad del Cabo. La gente ya no podía ir a la escuela ni al trabajo y se perdió el espíritu de comunidad. Khayelitsha es ahora el segundo municipio más grande de toda Sudáfrica después de Soweto.

Distrito 6, hoy

distrito-seis-museo-hoySi el símbolo sigue muy presente en Ciudad del Cabo y en Sudáfrica, muchas voces se alzan para que esta tierra de nadie renazca de estas cenizas y que reconstruyamos un barrio colorido y animado. La Universidad Tecnológica de Ciudad del Cabo se ha establecido allí y el resto de la tierra está volviendo gradualmente a sus propietarios originales. El presidente Zuma en 2011 se comprometió a devolver sus tierras a todos los que habían sido desalojados. Sin embargo, los hechos muestran que aún queda mucho trabajo por hacer. Pero poco a poco se van reconstruyendo algunas casas.

La Museo dedicado a este trágico episodio en la historia de la ciudad, Sudáfrica y el mundo moderno es una necesidad en Ciudad del Cabo. Es también un lugar de encuentro, de debate para todos aquellos que esperan ver renacer algún día su barrio. También sirve como enlace entre los residentes desalojados para que puedan encontrarse. Finalmente, intenta avanzar en el proceso de restitución de las casas.

En 2010, una antigua iglesia metodista parcialmente destruida fue reabierta como teatro: el fugard. Una forma de dar vida y sentido al barrio.

El Distrito 6 participa plenamente en el colorido y extraordinario mosaico de Ciudad del Cabo, y si pasa, no se olvide de hacerlo. hacer un recorrido por el museo del Distrito 6. Estoy seguro de que saldrá cambiado y quizás podrá comprender mejor la complejidad de la historia de Sudáfrica.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: