El presidente de Kenia quiere que la protección de los elefantes sea tallada en marfil

stray_elephant_face5f7889da0dd00

El presidente Moi ha decidido oponerse al comercio de marfil en espera de un control efectivo por parte de la comunidad internacional.

El presidente de Kenia, Moi, acaba de expresar su preocupación por el comercio ilegal de marfil y el peligro que esta práctica representa para la conservación de los elefantes africanos. En la apertura del congreso de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), que tendrá lugar en Nairobi hasta el 20 de abril, Kenia pidió que se tomen medidas estrictas para ayudar a los países que aplican la protección del elefante.

El presidente de Kenia explicó a la plataforma CITES que monitorear las áreas de hábitat de elefantes era, por ahora, demasiado costoso y que sabía que se estaban produciendo matanzas ilegales en Kenia. Citado por el diario keniano Daily Nation, también criticó a la organización internacional, diciendo que no tenía los medios para su independencia, en particular porque se preocupa tanto por proteger las especies en peligro de extinción como por regular su comercio.

Desacuerdos africanos

Junto con India, Kenia es el único país que pide una prohibición total del comercio de marfil. Nairobi considera, en particular, que las autorizaciones parciales solicitadas y obtenidas por otros países africanos (Zimbabwe, Botswana y Namibia) a partir de 1997 han favorecido la reanudación de la caza furtiva. A estos tres países se une ahora Sudáfrica en su solicitud de renovar la autorización parcial para vender marfil.

Según la agencia de noticias Reuters, la población de elefantes se redujo a la mitad entre las décadas de 1970 y 1980, lo que llevó a una prohibición total del comercio de marfil.


Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: