la acacia de Senegal para borrar el desierto

Bandera de niger
Bandera de niger

Níger ha decidido luchar contra la desertificación a través de la economía. Con la ayuda del Programa de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Níger está tratando de restaurar el cultivo de goma arábiga para obtener ingresos sustanciales.

Níger reanudó el cultivo de goma arábiga, cuya exportación era, antes de principios de la década de 1970, la segunda fuente de ingresos después del maní. Esta decisión del gobierno de Níger forma parte de la nueva orientación de la política de lucha contra la desertificación.

Pobreza y desertificación: una misma lucha

“Nos dimos cuenta de que la pobreza estaba relacionada con el grado de desertificación”, explica el Sr. Aboubacar, secretario general del Ministerio de Medio Ambiente de Níger. “La pobreza lleva, de hecho, a la población a cortar la madera disponible para revenderla en los mercados con la esperanza de generar ingresos. Y esto sin tener en cuenta las cuestiones medioambientales.

La savia de Acacia Senegal es una materia prima esencial para las industrias de neumáticos y cola. El arbusto que lo produce, con una altura máxima de 10 m, requiere pocos cuidados y se adapta muy bien a los ecosistemas sahelianos.

Para ayudar a Níger, el Programa de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) está financiando este proyecto, por una suma de 200 millones de francos CFA, a través de asistencia técnica. Dentro de cinco años, los 10 millones de árboles de goma que ya están en el suelo tendrán que dar frutos.


Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: