Mugabe entre promesas y jactancia

Robert mugabe
Robert mugabe

Con motivo del Día de la Independencia, el presidente alterna palabras tranquilizadoras, sobre la forma y la intransigencia sobre el fondo.

Robert Mugabe ha hablado. El discurso presidencial, pronunciado el 18 de abril para conmemorar el vigésimo aniversario de la independencia de Zimbabue, fue esperado con impaciencia en medio de la creciente violencia en el país. Es la segunda vez que habla el viejo “padre de la patria” desde su regreso el domingo de la cumbre del G77 en Cuba. Ese día, Mugabe había descartado ordenar a los “veteranos de la guerra de la independencia” que abandonaran las fincas que ocupaban ilegalmente, según lo solicitado por el Tribunal Superior de Justicia de su país. Este martes 18 de abril, informa la agencia Reuters, el presidente aún no ha prometido nada. Sin embargo, está comprometido a “hacer que las cosas vuelvan a la normalidad”. “

Beneficio político

Expresando cierto pesar por la muerte de dos granjeros blancos desde el sábado, el viejo líder también dijo “entender la frustración de los veteranos”. Según Mugabe, la cuestión de la propiedad de las tierras agrícolas es “la última cuestión colonial que limita gravemente nuestra independencia”.

Esta cuestión, Mugabe está decidido a “zanjarla de una vez por todas”. No importa que el electorado de Zimbabue desaprobara su plan de reforma constitucional en un referéndum en febrero. El texto preveía precisamente la expropiación de los agricultores blancos. A pesar de su rechazo, el texto se implementó en la práctica: la policía no intervino durante la ocupación de las fincas. En cuanto al propio Mugabe, no se pudo probar su participación en el movimiento “espontáneo” de “veteranos”. Pero la violencia racista de sus declaraciones públicas durante dos meses indica bastante el beneficio político que el presidente quiere sacar de la operación.


Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: