Reforma de la administración pública para una gestión eficiente y juiciosa de los fondos públicos

Felix Tshisekedi
El presidente de la República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi

La reforma de las estructuras organizativas, los métodos de trabajo y los procedimientos administrativos que garanticen la transparencia, es fundamental para establecer el marco de un servicio público profesional, prenda de una administración pública que asegure la eficacia del Estado al tiempo que apunta a su eficiencia, fundamental para la racionalización de las finanzas públicas. administración.

En la República Democrática del Congo, el presidente Félix Tshisekedi está comprometido con la construcción de un Estado estable, pacífico y próspero, basado en instituciones democráticas sólidas, para hacer frente a los enormes desafíos del desarrollo socioeconómico del país, en general, y a las causas fundamentales de los conflictos armados que persisten y no dejan de sangrar a las poblaciones vivas en la zona oriental del país, en particular.

Es obvio que esto requerirá inevitablemente la creación de condiciones favorables para la mejora y fortalecimiento de la transparencia en la gestión pública, en particular la gestión de los recursos humanos y financieros, en particular. Combatir enérgicamente la corrupción, la malversación de fondos, la malversación económica y financiera y los trabajos ficticios pagados con fondos públicos., que desangran la economía y las finanzas del país y dificultan la rápida mejora de las condiciones de vida de la población.

El gobierno de los Guerreros, que tiene ideas sobre el rumbo a seguir en materia de políticas públicas y los objetivos a alcanzar, deberá, no obstante, poder contar con una administración pública profesional, compuesta por un personal que posea conocimientos y habilidades esenciales para buena gestión pública y decidido a ejecutar eficazmente las políticas públicas. Pero ahora, durante años, la reforma de la administración pública congoleña ha avanzado muy poco y sigue siendo fundamentalmente tradicional.

Por lo tanto, es importante reformar, no la función pública congoleña, sino la administración pública congoleña, para permitir el correcto funcionamiento de las políticas públicas implementadas por el gobierno. Ésta deberá pasar en última instancia por la reforma de las estructuras organizativas, los métodos de trabajo y los procedimientos administrativos que garanticen la transparencia y sean fundamentales para establecer el marco de un servicio público profesional, eficiente y libre de injerencias políticas.

No es necesario insistir aquí en la diferencia entre administración pública y servicio público. Sin embargo, conviene aclarar brevemente que la administración pública es responsable de gestionar y dirigir los asuntos públicos siguiendo las directivas del poder ejecutivo del estado. Para ello, dispone de diferentes tipos de medios de velar por el interés general, en particular los medios legales (prerrogativas del poder público), los recursos materiales y humanos, incluida la función pública integrada por funcionarios. En pocas palabras, el servicio público está al servicio de la administración pública.

Dicho esto, la administración pública como conjunto de estructuras, personal y recursos que el Estado pone al servicio de su población, tiene como objetivo fundamental la prestación de servicios considerados útiles a la sociedad. Por tanto, su misión principal es materializar el ejercicio de los poderes públicos, en particular a través de la implementación efectiva de las políticas públicas iniciadas por el gobierno.

Sin embargo, la actual administración pública congoleña es fundamentalmente engorrosa e intrínsecamente ineficiente para apoyar de manera efectiva al gobierno, que tiene objetivos a corto, mediano y largo plazo.

¿Qué es lo que realmente hay que reformar?

Para esperar lograr los objetivos que se ha fijado, el gobierno de los Warriors tendrá que prestar especial atención al establecimiento de un Administración pública moderna y profesional, para atraer inversión extranjera que genere riqueza y empleo..

Es necesario llevar a cabo urgentemente una serie de reformas fundamentales en la administración pública congoleña para lograr una mayor eficiencia, eficiencia y economía. Es imperativo revisar las estructuras funcionales actuales, los recursos materiales necesarios y la plétora actual de recursos humanos.

En lo que respecta en particular a los recursos humanos, una parte importante de esta reforma deberá consistir en la formación continua y el desarrollo profesional, necesarios para optimizar el desempeño de los funcionarios y funcionarios públicos. La joven Escuela Nacional de Administración (ENA) de la República Democrática del Congo, como instrumento del Estado al servicio de su administración pública, deberá velar por que todos los empleados del Estado tengan un entendimiento común de su función como funcionarios y funcionarios públicos, que comprendan bien las políticas públicas y tengan los conocimientos y las habilidades necesarios para realizar su trabajo de manera eficaz y profesional.

De hecho, en una administración pública profesional, un funcionario trabaja al servicio del interés general. Está sujeto a reglas estrictas en el desempeño de sus funciones. Debe asegurar un trato imparcial, respetar la neutralidad, obedecer la jerarquía, no reportar a terceros ni revelar fuera del servicio información confidencial de la que tuviera conocimiento en el contexto del ‘ejercicio de sus funciones, con las excepciones previstas por la ley.

Se deben considerar programas de capacitación y desarrollo relevantes, en particular sobre el comportamiento de los funcionarios públicos en materia de transparencia, ética pública, integridad y lucha contra la corrupción, con miras a incrementar su nivel de profesionalismo. La modernización de la administración pública congoleña debería centrarse en particular en la gestión eficiente, responsable y transparente de los recursos, el desarrollo de la capacidad de los funcionarios públicos en la planificación, la gestión de las finanzas públicas y la rendición de cuentas.

A todos los efectos, si el gobierno de los Guerreros quiere promover un servicio público profesional, tendrá que adoptar un plan de acción detallado que examine todas las posibles soluciones a implementar para una administración pública eficaz y para mostrar determinación. necesario para llevar a cabo dicha reforma.

Isidore KWANDJA NGEMBO, Analista de Políticas Públicas

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: