Todo sobre el Zoo de Barcelona | Animales AZ

Aunque los amantes de los animales a menudo desaprueban los zoológicos debido a las malas condiciones y los recintos desgarradoramente pequeños para especies que realmente deberían ser tratadas con más respeto, muchos hoy en día están recurriendo a mejores prácticas al asegurarse de que sus residentes tengan un espacio más adecuado que emule mejor a sus animales. hábitats naturales y muchos están participando cada vez más en el apoyo y la financiación de proyectos de conservación en todo el mundo.

Un tigre blanco tendido sobre una roca cerca de un tronco con follaje verde en el fondo.
Muchos zoológicos están poniendo más esfuerzo en crear espacios adecuados para los animales que emulen sus hábitats naturales.

Los zoológicos también pueden brindar a los visitantes un acceso crucial a especies que normalmente nunca tendrían el privilegio de ver tan de cerca, alentando a las personas a aprender todo sobre los animales y los hábitats en los que viven, y ayudando a las personas a comprender las amenazas que representan cada vez más. de las especies se enfrentan en la naturaleza (principalmente debido a una mayor intervención humana en estas áreas).

Una mujer y un niño alimentando a una jirafa en un zoológico.
Los zoológicos pueden alentar a las personas a aprender sobre los animales y sus hábitats que quizás nunca hayan tenido la oportunidad de ver en la naturaleza.

El Zoo de Barcelona es uno de esos lugares que, en una visita reciente, nos sorprendió gratamente lo que descubrimos. Ubicado en un parque en el corazón de la ciudad, el zoológico en sí parece muy pequeño desde la entrada, pero una vez que atraviesas las puertas, te encuentras con un ambiente muy limpio y amigable que parece durar una eternidad. De hecho, fue realmente asombroso ver cuán grande era considerando que está rodeado de edificios de gran altura.

Allí se pueden encontrar numerosas especies, como cebras, ñus, elefantes, jirafas, meercats y mangostas, dragones de Komodo, tigres, tapires, osos, rinocerontes e hipopótamos. Hay una gran cantidad de aves, desde pingüinos y flamencos hasta garzas y pavos reales que deambulan libremente por el zoológico, y más especies de primates de las que puede contar: mandriles, gorilas, chimpancés, monos araña y tamarinos, por nombrar solo algunos.

Dos flamencos caminando en un cuerpo de agua con hierbas y plantas verdes en el fondo.
Los flamencos tienen plumas rosadas debido al betacaroteno en los alimentos que comen.

Hay una cantidad impresionante de carteles informativos que detallan cada especie individual y una gran exhibición educativa de gorilas que se encuentra cerca del centro marino. Un zoológico infantil se encuentra hacia el final de la larga ruta alrededor del zoológico donde los más pequeños pueden acercarse a especies cotidianas como cabras, polluelos e incluso cobayas.

Dos conejillos de Indias comiendo hierba verde en un césped mantenido.
Los conejillos de Indias son animales herbívoros, lo que significa que solo comen material vegetal.

Al final del día, como entusiasta del mundo natural, nunca es agradable ver animales en cautiverio, pero creo firmemente que si en algún lugar se logra lograr el equilibrio correcto, los zoológicos pueden ser increíblemente importantes para enseñar a las generaciones futuras sobre los animales que conocemos. Comparta nuestro mundo y resalte la importancia de protegerlos para el futuro.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: